miércoles, 2 de marzo de 2016

LA CERÁMICA SEGÚN ALFREDO (2ª parte)

Y seguimos con la interesantísima conferencia
Distintas técnicas para decorar los azulejos



Aquí son pequeñas piezas geométricas de muy pocos colores que se van colocando a modo de puzle tras pintar el diseño en la pared.
Como los musulmanes, inventores de esta técnica, no podían representar la figura humana ni de animales usaron esos motivos que representan la unidad de Dios.


diseños preliminares a su colocación mural






Los diseños de los musulmanes y hasta la llegada de Gaudí eran todos regulares pero al cortarlos se perdían muchas piezas y había que eliminar mucho material lo cual encarecía el trabajo.
  Gaudí usaba materiales de azulejos de deshecho, por eso, el tamaño es irregular en las piezas pero impermeabilizaban mucho, sobre todo en el parque Güel, de ahí su utilización. Las piezas son irregulares pero el conjunto queda muy bonito por el diseño.










la apoteosis del mudejar está (según Alfredo) en Teruel donde se riza el rizo de hacer maravillas con la combinación de ladrillos así como el complemento de los azulejos.











Resultaba tan caro hacer a mano y desperdiciar tantas piezas que se inventó la cuerda seca que consiste en hacer con una grasa un dibujo sobre el azulejo en bizcocho (cuando aún es barro cocido) y llenar los espacios con los óxidos pues aunque parezca imposible, son líquidos, cuando se rellena la base. Sale más barato pero a veces se mezclan unos colores con otros....No es fácil.
 Hay otras técnicas que consisten en hacer un molde y prensarlo sobre la pieza. Queda un altorrelieve o un bajorrelieve que luego se colorean y cuecen....


  Nos habló bastante sobre estos dos ceramistas italianos contratados en Sevilla con parecidas características como puede verse en ambos trabajos sobre la Natividad. Colores, posición de las manos de la Virgen y el Niño etc.
  Francisco Niculoso "Pisano" parece que hizo esa lápida de algún noble sevillano en la iglesia de Sta Ana de Triana.





Aquí puede observarse que entre el original y la restauración no se han logrado encontrar las mismas tonalidades dentro de los mismos colores


La última técnica consiste en pintar sobre azulejo brillante con pincel que son estos últimos ejemplos.
Distintas rotulaciones de los nombres de las calles de Sevilla. Alfredo está disgustado de que no tengan un diseño común y reconocible como en Granada. Además como son piezas sueltas, si se cae una es difícil reponerla. Mejor hecho sobre un sólo azulejo.




Pero la máxima expresión de la azulejería sevillana está en la casa de Pilatos. El duque de aquel momento encargó para la decoración de este palacio la friolera de medio millón de azulejos al taller de Juan Pulido en el S. XVI (1538).
A consecuencia de esto esta cerámica se exportó al extranjero sobre todo a
Hispano América donde pueden verse las imágenes que hay a continuación



Gracias Alfredo por tu interesante conferencia. Ya sabemos algo más sobre la cerámica

No hay comentarios:

Publicar un comentario